Las revisiones médicas rutinarias es un tema que se le debe dar la importancia necesaria, ya que de esto dependerá la detección oportuna de distintas enfermedades.

Una colposcopia es un tipo de prueba para detectar el cáncer de cuello uterino o también llamado cáncer cervical. Este estudio permite que el médico logre una vista aumentada del cuello uterino, es decir, la entrada del útero. De esta manera el especialista puede detectar células anormales en el cuello uterino.

¿En qué consiste?

Es muy simple el procedimiento: te pedirán que te acuestas en una camilla como si fueras a hacerte un examen pélvico. El médico introducirá un espéculo en la vagina y lo abrirá para poder separar las paredes de la vagina y ver bien el cuello uterino

El médico lavará el cuello uterino con una solución similar al vinagre con la intención de lograr ver más fácil las células anormales. Después de esto el especialista verá tu cuello uterino a través de un colposcopio, un instrumento que parece un par de binoculares sobre una base, con una luz brillante.

Recuerda que el colposcopio no entra en contacto contigo ni se introduce en ti. Este estudio es casi inodoro, puedes sentir presión al momento de introducir el espéculo o un poco de ardor cuando se limpia el cuello uterino, pero la molestia es mínima.

¿Deseas saber más? Contacta al Doctor Domingo Sánchez para brindarte más información y agentar una cita.